ZONAS RURALES PARA VIVIR, UNA TENDENCIA QUE SE IMPONE

Diciembre 19 de 2019

Está de moda vivir cerca de la naturaleza, en la 'ruralidad', en aquellas zonas que antes era imposible concebir un estilo de vida de vanguardia. Pero, ¿A qué se debe esta dinámica? 


Crecimiento urbanístico de Santa Rosa, municipio de Bolívar, hubicado a sólo 10 minutos de Cartagena y cerca a la zona norte de la ciudad.

En los últimos años se ha presentado una tendencia a vivir en las zonas rurales. Quien diría que el deseo de muchos campesinos por salir, de sus tierras hacia la “globalización de las ciudades”, paradójicamente sería el deseo de muchos que habitan las grandes y cosmopolitas urbes con el deseo de querer ir hacia allá, hacia la vida rural, campestre; lejos de la gran ’selva de cemento´.

Y es que una gran variedad de factores han incidido para que esta dinámica vaya aumentando en los últimos tiempos, desde el caos vehicular en las avenidas, los altos costo de vida, el incremento del m2 y hasta la inseguridad en las áreas periféricas.

Hay quienes prefieren vivir lejos de la ciudad, del ruido y de la contaminación, pero cerca a sus zonas de trabajo.  Alrededor de las grandes ciudades, en todos los rincones del mundo, se han desarrollado grandes proyectos de vivienda que manejan el concepto campestre en áreas rurales, en los que especialmente habitan familias adineradas, o aquellos que quieren sentir el aroma de lo verde.

Según un nuevo informe de la Organización de las Naciones Unidas, en la actualidad, el 55 % de las personas en el mundo vive en ciudades, y se espera que proporción vaya en aumento hasta un 13 % de cara a 2050, por lo que el desarrollo sostenible dependerá cada vez más de que se propicie de manera apropiada, especialmente en los países de ingresos medios y bajos que son los que llevan la bandera en las cifras.

La razón de esto radica en que parte de la población mundial cambiará su lugar de residencia de las áreas rurales a las urbanas, y a esto se suman las proyecciones de crecimiento demográfico indican que cerca 2.500 millones de nuevos ciudadanos vivirán en las ciudades para esa fecha.

Con base a esto, en unos 30 años las ciudades se tornarán en un caos mayor al actual, esto, si no se ponen en marcha medidas que mitiguen el impacto del crecimiento demográfico de las ciudades y se adopten medidas de planeación urbanística y otras formas de pensar las ciudades.

Mientras tanto, personas que han entendido este fenómeno cada vez más deciden vivir en zonas rurales con proyección urbanística, asegurando un estilo de vida más sostenible, con miras a mitigar los impactos del cambio climático, del urbanismo desordenado, entre otros desafíos.

Si observamos la realidad local, en Cartagena se está evidenciando fenómenos mundiales como los grandes trancones en las principales avenidas, contaminación ambiental y específicamente, un desarrollo urbanístico paupérrimo y sin planificación.

Por estas y otras razones, personas han visto un oasis en medio del desierto en municipios como Santa Rosa y Turbaco, zonas cercanas a la ciudad de Cartagena que poseen condiciones de vida de calidad, gracias a la basta arborización y el aire puro, a verde, que se respira, sumando a ello el potencial de desarrollo que poseen.

Vivir y disfrutar del medio rural evidentemente es una opción personal, se trata de pensar en la vida que estamos llevando en las ciudades y replantear nuestros ideales de 'Desarrollo y status' y empezar a contemplar la vida en los municipios rurales, aislados, bien comunicados, con más habitantes o con menos.  El éxito en la elección estará en la calidad de vida que queremos tener a largo plazo, entendiendo que todos los factotes antes mencionados repercuten de manera difecta en nuestra salud e ir pensando en las generaciones venideras y la diferencia que podemos marcar si optamos vivir
cerca de la naturaleza.


CONSTRUYE BOLÍVAR SAS
CONSTRUYE BOLÍVAR SAS Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2022 construyebolivar.co, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co